1 de febrero de 2014

Mythical Albums: "Pasaporte Al Infierno" - Luzbel

Por Caín   Publicado el  sábado, febrero 01, 2014   Rock Mexicano Sin comentarios



Pensé mucho en hacer una entrada sobre Luzbel. No estaba seguro qué era lo que quería compartir, si su trayectoria como una de las primeras bandas “serias” de metal en México, su posición como uno de los mejores exponentes del heavy metal mexicano (y del metal en español), la telenovela que desarrollan hasta el día de hoy sus ex integrantes, su nuevo álbum de éxitos o su abrumador regreso a los escenarios de hace 2 años.

Al final me di cuenta de que lo que más me gusta de esta banda es el álbum Pasaporte Al Infierno (1986), que representa la cima de su carrera y de su capacidad creativa. Es un disco que tenía un poco de todo: poderosas melodías, letras irreverentes y una ejecución extraordinaria. El tiempo lo ha revalorado como una pieza única e irrepetible, que además ha inspirado a varias generaciones de músicos hispanohablantes a interpretar metal en su propio idioma.

El séquito del portador de luz




La banda Luzbel surge alrededor de 1983, cuando Raúl Fernández “Greñas” regresa de Inglaterra después de haber tocado con varios músicos de la escena del NWOBHM. Con un demo bajo el brazo, Raúl intenta formar una banda donde pueda dar rienda suelta a su talento como compositor. Y es así, después de muchas vueltas, como se consolida el proyecto de Luzbel, integrado por Greñas en la guitarra, Antonio Morante en el bajo, Alejandro Vázquez en la batería y el talentoso vocalista Arturo Huízar.

Luzbel logra que el proyecto discográfico ComRock (surgido con la finalidad de apoyar al rock en México) les publique su primer EP, bajo el título de Metal Caído del Cielo (1985), con el que se dan a conocer a nivel nacional entre el público metalero de la época. Esta producción no tuvo una gran repercusión comercial, pero sí el éxito suficiente para entusiasmar a la banda (y a ComRock), que se metió al estudio a grabar su segundo material: Pasaporte al Infierno.

Este álbum de tan solo 9 pistas nos lleva de la euforia a la melancolía de la mano de las intrincadas melodías de Greñas y la aguda voz de Huízar. Las letras transcurren entre la furia contestataria de Guerrero Verde y la lujuria poética de Déjate Ser. Luzbel no le teme a los temas lentos ni a la violencia del doble bombo, se mueve con elegancia entre lo etéreo y lo terrenal, pateando a la religión, el ejército, la sociedad conservadora y hasta a uno de sus integrantes en el proceso.

Los salmos del ángel caído


Es casi una obviedad que este álbum arranque con el tema homónimo, el cual plantea un estilo de vida opuesto a los cánones de la sociedad conservadora de la época. Pasaporte Al Infierno podría ser una continuación de la canción El Loco de su producción anterior, pues comparte esa actitud retadora hacia las convenciones morales planteadas por la iglesia católica y exhibe la hipocresía mostrada por buena parte de sus fieles.



Por Piedad es la canción más conocida de la banda. Se trata de una réplica cruda a la figura religiosa principal del cristianismo, cuestionando la validez de su sacrificio y resaltando sus cualidades humanas sobre los atributos divinos que le han dado las escrituras. La voz de Arturo Huízar sobresale en este tema de manera especial, pues logra transmitir acertadamente el dramatismo y la desesperación de sus súplicas hacia la figura crucificada. La habilidad de Morante en el bajo también se hace evidente, pues es el instrumento principal en esta pieza, que alterna un ritmo pulsante con repentinas pausas, acentuando los dramáticos lamentos de Huízar y los elaborados solos de Greñas.

“Hoy puedo decirte que tu muerte ha sido en vano
pues tus hijos se matan con su propia mano
tu obra ha terminado desclávate por favor
perdiste la guerra el horror ya comenzó”
-                Por Piedad

Hijos del Metal es un guiño total al thrash metal, que enaltece los símbolos tradicionales de la música rock y se toma la libertad de exagerarlos un poco. Es curiosa la inclusión de voces con el pitch alterado, que dan la ilusión de tratarse de seres de ultratumba coreando alegremente la frase “so-mos los”.

Para bajar un poco el ritmo, Luzbel interpreta la lenta y relajante balada Déjate Ser, que termina convirtiéndose en un canto al amor apasionado y sin tapujos. Al principio escuchamos la voz de Alejandro Vázquez, con unas notas sorprendentemente agudas que dan paso a la potente y bien entrenada garganta de Arturo Huízar. La guitarra acústica del inicio nos recuerda brevemente a Remember Tomorrow del álbum debut de Iron Maiden.

Lo mejor de la influencia NWOBHM de Greñas aflora en Atrapado en el Metal, el tema de menor duración, pero también el de mayor velocidad. Huízar alterna sus característicos falsettos con un fraseo rápido y conciso.

La temática religiosa regresa con Kirieleison (“Señor, ten piedad de nosotros” en latín), donde Huízar da lo mejor de sí como vocalista y muestra su amplio rango vocal. Es uno de los temas mejor logrados del álbum, con sus vertiginosos cambios de ritmo y sus poderosos solos de guitarra que culminan en el agudo grito de “Kirieleeeeeeeiso-on”.



Luzbel se permite unos guiños al rock psicodélico de los 70’s con Advertencia. En esta poética canción cargada de metáforas, el vocalista Arturo Huízar le lanza un velado mensaje de precaución a su compañero de banda, el líder Raúl Fernández, para que este último no insista en “jugar con fuego”, pues como deja entrever, su paciencia también tenía un límite.

“Pero ten cuidado de no sentarte
en el jardín del dragón,
pues su aliento puede calcinarte”
-          Advertencia

Guerrero Verde es en realidad el tema más polémico del disco, pues pone en la balanza las acciones de las fuerzas armadas y les reclama el hecho de ser matones a sueldo al servicio de una bandera. El riff de esta pieza es inconfundible y los solos de guitarra son de primer nivel, mezclando técnica y pasión en las proporciones correctas.

El disco cierra con el tema instrumental La Última Cena, con cierto gusto neoclásico, que no le pide nada a los primeros trabajos del sueco Yngwie Malmsteen con la banda Alcatrazz. Para ser un músico autodidacta, Raúl Greñas destaca como un intérprete y compositor fascinante que, de haber tenido más difusión, sería mencionado como uno de los principales referentes de la guitarra en el mundo del heavy metal.

A pesar del título y la impactante portada a cargo del pintor mexicano José Manuel Schmill, Pasaporte Al Infierno no es una obra satánica ni anticristiana. De hecho, en varios de los temas propugna un rescate de los valores fundamentales del cristianismo y critica la doble moral que prevalecía en la sociedad mexicana de los años 80.

Problemas en el paraíso



Es justo y necesario decir que Pasaporte al Infierno tiene un terrible defecto que lo aleja de la perfección y provoca cierta angustia al escucha: la espantosa calidad de la grabación. Ya sea porque Luzbel no era una banda conocida que vendía miles de discos al año o porque los pequeños estudios mexicanos no podían competir con las grandes casas disqueras, este disco tiene una mezcla de sonido lamentable. Los instrumentos se funden con la voz, la batería suena falsa, la guitarra parece grabada dentro de una lata y el bajo… pues apenas y se escucha.

En los años posteriores a su lanzamiento, la disquera Warner (que se quedó con todos los derechos de ComRock cuando ésta se fue al carajo en 1988) trató de remasterizar y rescatar algunos de los temas del álbum en posteriores ediciones, pero no había mucho que hacer. Las grabaciones eran simplemente defectuosas de origen y era complicado tratar de mejorar el sonido, aún con las técnicas modernas.

Con el regreso de Luzbel en 2012 y el lanzamiento de Regreso Al Origen (2013), Raúl Fernández se encargó de re-grabar cuatro temas de Pasaporte Al Infierno desde cero, resaltando notablemente el trabajo de los músicos y dándole nueva vida a sus composiciones.

Sin embargo, los fans no se dieron por vencidos, y un seguidor de la banda, conocido por el seudónimo de José Jaguar se dio a la tarea de re-ecualizar el disco completo con resultados bastante interesantes.

Pasaporte Al Infierno (1986)

Tracklist:

  1. Pasaporte Al Infierno (2:57)
  2. Por Piedad (3:14)
  3. Hijos del Metal (3:33)
  4. Déjate Ser (4:13)
  5. Atrapado en el Metal (2:39)
  6. Kirieleison (3:00)
  7. Advertencia (4:19)
  8. Guerrero Verde (4:19)
  9. La Última Cena (4:13)



Luzbel



*Nota: Al parecer el antiguo sitio oficial luzbel.com.mx fue adquirido por algún oportunista que puso un horrible micro-sitio de diseño de interiores en lugar de la página de la banda.

Acerca del autor

Blogger, performer y monstruo caníbal. También conocido como Bob Gray. Ciudadano y residente del pequeño pueblo de Derry, Maine, aunque originario de los Fuegos Fatuos. "Todos flotan, y si vienes aquí abajo conmigo, ¡tú también flotarás!
Ver todas las publicaciones de: Caín

0 comentarios:

Regresar al inicio ↑
Contáctanos

Acerca del blog

Este blog pretende profundizar en la historia de algunas bandas, álbumes y canciones que, en mi opinión, necesitan una revisión más exhaustiva. Si crees que hay una banda o disco que cumpla con estas características, puedes dejar tus sugerencias en los comentarios.
© 2013 Diabulus et Musica. WP Mythemeshop Converted by BloggerTheme9
Blogger templates. | Distributed by Rocking Templates Proudly Powered by Blogger.